Palacio del Cine

El Palacio del Cine (Granada) fue proyectado por D. Plácido Toro en el año 1958, en colaboración  con tres personas más del gremio de la panadería; D. Miguel López, D. Antonio Contreras y D. Miguel Vilches. Se empezó a edificar en el año 1959 y se inauguró el día 21 de Diciembre de 1961, hace 50 años. Se instalaron los mejores proyectores cinematográficos y más avanzados que había en el momento, marca FH, de técnica alemana capaces de proyectar películas de formato 70mm y 35mm, y el sistema mas de moda en el momento impulsado por la productora 20 Th CENTURY FOX, el TODD-AO, sistema maravilloso que necesitaba una gran pantalla de forma cóncava de 22 metros de largo por 12 metros de alto. Y el mejor sistema de sonido estereofónico de la época llamado ORTHOSONIDO, dotado de 6 pistas magnéticas que alimentaban a 6 canales de sonido distribuidos por la sala.  



Nunca tuvo Granada una sala cinematográfica mejor dotada, mejor diseñada, con una acústica increíble y que proyectara los grandes acontecimientos del momento.  
















Las fotografías pertenecen a  la familia de Plácido Toro






HISTORIA DEL TODD-AO




Michael Todd y la compañía American Optical desarrollaron un sistema que sería llamado Todd-AO. Utilizando un negativo de 65 mm con cinco perforaciones por fotograma y treinta fotogramas por segundo, se conseguía una imagen de una impactante definición y claridad en una relación de aspecto de 2.21:1, sin necesidad de lentes anamórficas que implicasen compresión en el negativo,  todo ello era proyectado sobre una pantalla curva, como en el Cinerama, pero esta vez de 128 grados.

En cuanto al sonido, este no era menos espectacular. Ya que las copias para exhibición se realizaban sobre película de 70 mm, los 5 mm restantes permitían la inclusión de una banda sonora magnética de seis pistas, cinco de ellas tras la pantalla igual que en el Cinerama (izquierda, central izquierda, central, central derecha y derecha) y un único canal surround rodeando el auditorio. El gran número de canales tras la pantalla permitía una extraordinaria localización de sonidos, por lo que en la gran mayoría de películas rodadas en el sistema se decidió que el diálogo fuese direccional, es decir, si un actor se encontraba a la derecha de la pantalla se le escucharía desde el canal derecho, y así sucesivamente
Sin embargo, como en el Cinerama, los problemas surgieron rápidamente.La primera producción en Todd-AO, “Oklahoma!”, de 1955, hubo de ser filmada en dos versiones, una de ellas en CinemaScope y la otra en Todd-AO, debido a que el nuevo sistema operaba a 30 fotogramas por segundoy no era compatible a la hora de realizar reducciones a 35 mm para los cines que no dispusiesen de proyección en 70 mm.


La siguiente producción, en 1956, La Vuelta al Mundo en 80 días, se rodó también en dos versiones, una en 30 fotogramas y la otra, en vez de en CinemaScope, en Todd-AO a 24 fotogramas por segundo, cuyas reducciones a 35 mm sí eran compatibles con los proyectores de CinemaScope.

Esto, unido a la dificultad de instalar pantallas curvas en los cines (ya que no serían compatibles con los otros formatos ya existentes), obligó a cambiar las especificaciones del formato para la tercera producción, South Pacific, de 1958. Se rodó directamente en una sóla versión, a 24 fotogramas por segundo, y se proyectó ya en semi plana, lo cual se estandarizó para el resto de las producciones en este formato.


Los evidentes problemas que hubo en un principio no impidieron su tremendo éxito. Si bien era un formato inferior al Cinerama, era mucho más económico que éste, y sobre todo, era aún muy superior en imagen y sonido al CinemaScope y VistaVision. Por ello Twentieth Century Fox, que no olvidemos había impulsado el CinemaScope, lo adoptó para todas sus grandes producciones durante los años sesenta, en títulos como Cleopatra, Sonrisas y Lagrimas, Hello Dolly y El Tormento y el Éxtasis. La última producción en usarlo fue Aeropuerto, en 1970, aunque el documental Baraka lo volvió a emplear en 1992.

El 21 de diciembre de 1961 se inauguró en Granada el Palacio del Cine, la sala que hoy ocupan los Multicines Centro en la Plaza de Gracia, considerado en su momento como uno de los mejores cines de Europa y con una sistema de proyección en TODD-AO 70 mm de los mas modernos, la película seleccionada fue “South Pacific” a la que siguió “Oklahoma” y después, en 1969 el Cine Granada también adaptó sus proyecciones al TODD-AO con el estreno de “Las sandalias del pescador”, y ese mismo año  proyectó en este formato “2001; una odisea del espacio”.


El sistema conoció dos variantes, ambas obras del ingeniero Richard Vetter. La primera de ella se llamó Dimension 150, era igual que el Todd-AO pero disponía de una serie de lentes que permitían rodar un mayor ángulo de visión. Se utilizó en dos producciones, La Biblia y Patton, de 1966 y 1970, respectivamente.


Con el arrollador estreno del Todd-AO, la Metro-Goldwyn-Mayer, que en 1955 se encontraba inmersa en la preproducción de su ambicioso remake de Ben-Hur, sintió la necesidad de desarrollar un sistema propio en el que presentar sus grandes producciones. Para ello, contactaron con Panavision para crear conjuntamente con el departamento de cámara del estudio un nuevo formato.

Y el resultado se llamó M-G-M Camera 65 y después Ultra Panavision 70. La calidad mostrada por el Todd-AO aconsejaba utilizar película de 65 mm, pero esta vez se le añadieron lentes anamórficas, que como dijimos anteriormente, comprimen la imagen verticalmente en el negativo. Se utilizó una tasa de compresión 1.25 a 1, es decir, un 25%, que aplicada sobre el negativo de 65 mm lograba la mayor relación de aspecto jamás vista en una pantalla, 2.76:1. Así mismo, también se usaban las cinco perforaciones y la experiencia del Todd-AO hizo que se mantuviesen los veinticuatro fotogramas por segundo, así como las seis pistas de sonido repartidas de igual manera.

El desarrollo del sistema fue tan rápido que éste no se usó en Ben-Hur por primera vez, sino en El Árbol de la Vida, en 1957. Sin embargo, ésta nunca llegó a exhibirse en 70 mm, sino en reducciones a 35 mm ya que, según la Metro, todos los proyectores de 70 mm estaban ocupados exhibiendo La Vuelta al Mundo en 80 días. Así que el debut real del formato se produjo finalmente con Ben-Hur en 1959.

Desgraciadamente, la tercera película rodada en este sistema, Rebelión a Bordo, en 1962, supuso un descalabro tremendo para la Metro, que se vio obligada a desmantelar su departamento de cámara, que recordemos había impulsado el formato. Un total de 11 películas lo usaron, de las cuales las dos primeras acreditándolo como MGM Camera 65y el resto como Ultra Panavision 70, siendo Karthoum, de la United Artists en 1966, la última producción en el sistema.

Salvo Ben-Hur, ninguna de las películas que lo usaron tuvo un gran éxito. No se puede culpar al formato, que ofrecía al menos igual calidad visual y sonora que el Todd-AO, pero sí es cierto que la amplísima relación de aspecto (cualquiera que haya visto Ben-Hur en su formato original puede atestiguarlo) nunca fue aprovechado al máximo salvo quizá en la famosa carrera de cuadrigas, pero os doy un dato muy actual, se ha vuelto a editar “Ben-Hur” en DVD, remasterizada sobre una copia original que respeta este formato.

Durante las investigaciones efectuadas para desarrollar este formato, se había estudiado la posibilidad de usar el mismo negativo de 65 mm sin utilizar lentes anamórficas, y por ello Panavision lanzó en 1959 un nuevo formato, el Super Panavision 70.

Recordemos que el Ultra Panavision se lanzó con el propósito de mejorar el Todd-AO y emular en la medida de lo posible el Cinerama; pues bien, Super Panavision tenía como objetivo únicamente hacer la competencia al primero. Para ello, jugó sus mismas bazas: 65 mm, cinco perforaciones, veinticuatro fotogramas por segundo y exhibición en 70 mm con seis pistas de sonido magnético, repartidas también de igual manera.

Se convirtió en un sistema idéntico en cuanto a calidad visual y sonora, que podía ser proyectado en los cines equipados para Todd-AO y Ultra Panavision, de forma que la única diferencia era que las lentes utilizadas para rodar eran de la propia marca Panavision. Como el Todd-AO, tuvo un gran éxito en su estreno. El Gran Pescador en 1959 inauguró el formato, pero fue a raíz del enorme éxito de Éxodo en 1960 cuando se consagró.

Producciones tan legendarias y bellamente fotografiadas como Lawrence de Arabia, My fair lady o 2001, una odiseo del espacio lo utilizaron. Su uso continuo cesó en 1970, el mismo año que el Todd-AO, con La hija de Ryan

Distintos festivales a lo ancho del mundo intentan recuperar el recuerdo de este legendario sistema de proyección.