Fragmentos Marilyn Monroe

 


Texto de la presentación del libro "Fragmentos" de Marilyn Monroe, a cargo de Felipe Calera


Jueves 24 de febrero de 2011, a las 6 de la tarde, en la Sede de CajaGRANADA, Edificio Memoria de Andalucía, exposición "Marilyn Monroe; mas allá del mito" sala de audiovisuales

  
Quiero agradecer a Retroback y a la editorial Seix Barral el haber confiado en mi para la presentación de este libro. “Fragmentos” de Marilyn Monroe.  Solo soy un mero aficionado al cine y como tal voy a tratar de trasmitirles a ustedes las sensaciones que he experimentado al leerlo y tenerlo entre las manos.

Titulo: Fragmentos
Autor: Marilyn Monroe
Prólogo. Antonio Tabucchi
Editorial: Seix Barral
Colección: Biblioteca Abierta
Páginas; numeradas 269

Si hay una figura importante en la vida de Marilyn Monroe esa es la de Lee Strasberg, la persona que “mas cambió su vida” según ella misma decía. “Después de Arthur, Lee es seguramente la persona que mas me cambió la vida. Por eso me gusta tanto ir al Actors Studio y a las famosas clases privadas que daba el Carnegie Hall y en las que tan difícil era entrar”

Tanto él, Lee Strasberg, como su esposa Paula, fueron las personas mas importantes en los últimos años de vida de Marilyn. Y precisamente por eso quiero empezar esta presentación con palabras pronunciadas por él el día de su funeral, el 9 de agosto de 1962:

“no tengo palabras para describir el mito y la leyenda. No conocí a esa Marilyn.

Nosotros, reunidos hoy aquí, conocíamos solo a Marilyn, "un ser humano cálido, impulsivo, solitario, sensible y con temor al rechazo". Amante ávida de la vida y de alcanzar su plenitud. No insultaré la privacidad de su memoria, una privacidad que buscó y supo atesorar. En nuestra memoria… ella permanece  viva, no es solo una sombra en la pantalla… ni una figura glamurosa.

Compartimos su sufrimiento, sus dificultades y algunas de sus alegrías. Fue un miembro de nuestra familia y es muy difícil aceptar que su entusiasmo por la vida terminara de esta forma tan espantosa.

A pesar de la grandeza y brillo que alcanzó en la pantalla, tenía muchos planes para el futuro. Esperaba con todas sus ganas participar en las cosas apasionantes que ambos planeamos. A sus ojos y a los míos su carrera acababa de empezar. El sueño de su talento, que ella había alimentado a lo largo de su corta vida, no era un espejismo.

Cuando llegó por primera vez a mí, me quedé asombrado de la sorprendente sensibilidad que poseía y que había permanecido fresca e indemne, luchando por expresarse a pesar de la vida a la que había estado sometida. Otras eran mas guapas físicamente que ella, pero… obviamente había algo mas, algo que la gente veía y reconocía en sus interpretaciones y con lo que la identificaban. Tenia una cualidad luminosa, una combinación de tristeza, resplandor y ternura que la ponía en lugar aparte, haciendo que todos deseáramos ser parte de ella...

Esta cualidad era incluso mas evidente cuando estaba en el escenario. Estoy verdaderamente apenado porque el público que la amaba no tenga la oportunidad de verla como nosotros lo hicimos en el Actors Studio, en muchos de los papeles que presagiaban lo que hubiera podido llegar a ser.... Sin ninguna duda, una de las mejores actrices de la escena.

Espero que su muerte provocará simpatía y comprensión para una actriz sensible… y para la mujer que trajo alegría y placer al mundo. No puedo decir adiós. A Marilyn nunca le gustó decir adiós. Mirando hacia la realidad, diré "au revoir", porque el lugar donde se ha ido, todos lo visitaremos algún día
."


Con estas sentidas y emocionadas palabras de Lee Satrasberg quiero que conozcan a través de la presentación de su libro… la figura de una Marilyn distinta de la que tienen en el recuerdo. En palabras de Antonio Tabucchi, su prologuista, “quizá tras la lectura de este libro, la imagen de Marilyn en el mundo haya cambiado por completo, porque estas páginas esconden unos sentimientos como pocos sospechaban. Estos documentos revelan la complejidad de un alma que se encontraba detrás de una imagen”.

A través del libro que ahora se presenta ante ustedes,   “Fragmentos”,   van a tener una  idea de ella como creo que nunca hayan podido creer que llegarían a  tener…  y que a partir de la lectura y también visión, porque se trata de un libro muy visual y táctil,  la figura del mito va a quedar a un lado y se van a acercar a la persona, la van a sentir mucho mas cerca. Con su lectura van a tener acceso a unas confesiones muy directas, como si nos las hubieran hecho a nosotros mismos, ustedes se van a sentir confidentes únicos de una persona muy frágil.

A la muerte de Marilyn en 1962, Lee Strasberg  heredó sus posesiones personales, porque así lo había querido Marilyn y lo había reflejado en su testamento, habiendo estado guardado todo ese material durante años… hasta la muerte del mismo  Strasberg en 1982, pasando en este momento a su viuda Anna Strasberg,  con la que se casó en 1967, después de enviudar de Paula en 1966. Hay que tener en cuenta que Anna Strasberg no tuvo relación con Marilyn, no habían llegado a conocerse directamente.

En un momento determinado, allá por el año 2005, poniendo orden Anna encontró las cajas del legado de Marilyn, con poemas, manuscritos, libros, recuerdos, había ropa, cosméticos, fotos. No sabia que hacer con todo ello y buscó consejo en un amigo de la familia, Stanley Buchthal,  y es aquí donde comenzó el nacimiento de este libro.

En un encuentro en Paris en 2008 con el editor suizo Bernard Comment, Buchthal le comunicó la existencia de estos textos. Comment muy emocionado pero con pocas esperanzas de poderse hacer con todo esto, fue a ver a Anna Strasberg a Nueva York, hubo bastante armonía entre ambos  y lo siguiente lo pueden ver traducido en el libro que aquí tenemos. Según las personas implicadas en el mismo, se trata de un interés literario y artístico, no comercial, y quizá fue esto el detonante de que el libro se haya podido publicar y esté al alcance de ustedes. Y estoy de acuerdo con esta afirmación, ya que se trata de un libro que ha huido totalmente del sensacionalismo. El mismo Bernard Comment ha declarado: “Hay un tono de cierta melancolía en todo el libro y lo que realmente destaca es la forma en que están asociadas las ideas que transmite, aunque estén muy dispersas por toda la obra”

Incluye reproducciones de los textos originales en forma facsimil de una calidad extraordinaria, se trata de poemas, notas personales, cartas, fotografías, con  un prologo de Antonio Tabuccchi y una presentación de los propios editores, Stanley Buchthal y Bernard Comment, que son los que han puesto orden en todo este material, son los que le han dado forma. La publicación ha sido de forma simultanea y vió la luz pública el 7 de octubre de 2010,  en Francia por Seuil, en Alemania por S. Fisher Verlag, en España y América latina  por Seix Barral, en Italia por Feltrinelli y en USA y Reino Unido por Ferrar, Straus and Giroux. En principio se iba a llamar “Fragmentos y fragancias”,  para darle un toque mas mitómano, pero creo que ha sido muy acertada le decisión de titularlo solo “Fragmentos”, porque se trata de eso, fragmentos de una vida.

De Marilyn conocíamos  su imagen pública, su figura de estrella rutilante de fama mundial, su voz sensual, sus historias amorosas con personajes públicos, su fragilidad y también su muerte; pero no conocíamos sus escritos.  Desde 1943, con anotaciones de su diario en el que habla de su difícil relación sentimental con su primer marido James Dougherty,  hasta sus últimos días en 1962, en el que se muestra una persona insegura y recelosa,  la actriz escribe en cuadernos, trozos de papel y cartas, tanto de forma mecanografiada como manual,  y vuelca sobre ellos una mirada sin complacencia sobre si misma y sobre el mundo en el que vive. Es de esta manera en la que Marilyn explora su propio interior, de una forma vertiginosa, total y profundamente conmovedora. A través de ellos se entrega de una forma total y sin límites. También nos llega a sorprender la luminosidad poética de ciertos textos, en un estilo directo y nunca fingido.


“estoy descubriendo que la sinceridad
 y ser sencilla o directa
como posiblemente me gustaría
se suele tomar por mera estupidez
pero como éste no es un mundo sincero
es muy probable que ser sincero sea estúpido. 

Somos seguramente estúpidos siendo sinceros
porque en este mundo y no en ningún otro que conozcamos …
donde sin duda existimos
lo que quiere decir,
 ya que la realidad existe, tenemos que enfrentarnos a ella
ya que hay una realidad a la que enfrentarse

Estas palabras datan de 1955, cuando ya había iniciado el psicoanalisis con la doctora Margaret Hohenberg, que hizo que se reactivase su memoria enterrada, y sus ansias de expresarse, su afán reflexivo de darse al exterior.

En el legado de Marilyn a Lee Strasberg había no solo escritos, cartas, anotaciones; también había libros de su biblioteca personal, libros de James Joice, John Milton, Gustav Flobert, Steinbeck, Hemingway o Samual Beckett, y Albert Camus. También sucumbió a la moda de la época, a los autores de generación “beat”, como es el caso de Jack Keruac. Y en las páginas de este libro también aparecen fotografías en las que vemos a Marilyn con un libro en las manos, de literatura y de arte, dando una imagen bastante distinta de la que estábamos acostumbrados…., al verlas no da la sensación de que se trate de una pose fingida o publicitaria, pero aunque así fuera, es un elogio para ella el haber posado de esta forma.

Intelectuales de la época, además de Arthur Miller,  siempre quisieron tener algún contacto con Marilyn,  como por ejemplo…

-Karen Blixen, que escribió sobre ella; Creo que Marilyn tiene que causar una impresión tremenda en quienes se encuentren con ella por primera vez. No es que sea solo guapa, sino que irradia una vitalidad desbordante y una especie de increíble inocencia.

-Truman Capote, del que fue muy amiga,  le dedicó un magnifico texto… una adorable criatura… en su libro “Música para camaleones”,   donde se demuestra que los dos eran seres de mentalidades afines.

-Norman Mailer no llegó a conocer en persona a Marilyn, a pesar de las repetidas solicitudes por parte de este, no obstante le dedicó sendos libros en 1973 y 1980.

-Somerset Maughan, le expresó a Marilyn lo encantado que estaba de que interpretara la adaptación de “Rain”,  que iba a hacer Lee Strasberg, y que no llegó a hacerse.

-Incluso Pier Paolo Passolini consagró un poema a Marilyn: “…y entre tú y tu belleza poseída por el Poder… hallaron sitio toda la estupidez y toda la crueldad del presente”

Por su parte, Marilyn dijo de Artrhur Miller, su tercer marido,  que “era la figura ideal para reconducir su vida hacia un universo mas intelectual y cultivado”.

“Me preocupa tanto proteger a Arthur. Me atrae hasta quitarme el sentido”

Todo esto que les he expresado intenta romper la idea del mito sensual, frívolo, ligero, de rubia tonta …. tal como siempre nos han dicho; y nos encontramos con una Marilyn con unas ansias tremendas de cultivarse, de poder expresar sus inquietudes intelectuales. A través de estas páginas vemos la imagen de una mujer vulnerable, de una mujer atormentada por la imagen que se tenía de ella. Imagen impuesta por la 20Th Cebtury Fox y que ella intentó romper durante toda su carrera. Este libro intenta trazar un recorrido inédito por la vida de Marilyn, ya que el contenido del mismo está tratado de forma cronológica. Cada sección tiene una introducción que contextualiza los documentos en ella contenidos y unas 30 fotos de la actriz lo ilustran… y curiosamente en casi todas… con un libro en las manos.

Anna Strasberg con motivo de la publicación ha dicho: “Lo que mas me sorprendió es que  todo sale de lo mas hondo de la naturaleza humana. Una voz que se expresa con toda desnudez y sencillez”

En la carrera cinematográfica de Marilyn hay un dato bastante curioso y, para mi,  muy interesante; el conjunto de su obra puede resultar ligero y frívolo, casi siempre interpretando un mismo tipo de papel,  pero de lo que no hay duda es de que ella trabajó con los mejores directores;

John Huston, que fue con el que hizo su primer papel importante en “La jungla de asfalto” y casualmente también el último  en “Vidas Rebeldes”, trabajó con Billy Wilder, Howard Hawks, George Cukor, Laurence Olivier, Otto Preminger, Henry Hathaway, Fritz Lang, Jospeh L. Mankiewicz, John Sturges, Jean Negulesco, o Joshua Logan. Fue compañera de reparto de Clark Gable, Tony Curtis, Yves Montand, Robert Mitchum, Montgomery Clift, Gorucho Marx, Cary Grant, Richard Widmark, Bette Davis, Joseph Cotten, Charles Laughton, Barbara Stanwyck, Lauren Bacall, Jack Lemon, o Jane Rusel, solo por citar algunos.

Actores, directores, amigos,  todos ellos han tenido palabras hacía ella, en vida y una vez fallecida,  pero de entre todas ellas quiero unificar  las de Billy Wilder (con quien rodó “Con faldas y a lo loco” y “La tentación vive arriba”) ya que son tremendamente halagadoras, muy certeras  y pueden resumir la idea de una Marilyn mujer, actriz, mito, persona:

-“Es una actriz excelente. Mejor la Marilyn que llega tarde que muchas de las puntuales. Era de carne y se fotografiaba de carne, Tenias la impresión de que bastaba con alargar la mano para poderla tocar”.

“A pesar de su impuntualidad, de sus caprichos, de su forma de parecer que está en otro sitio, de lo que sufrí rodando con ella, lo volvería a hacer una y otra vez… El resultado en pantalla es fascinante… increíble y fascinante”.

 “Dejó un vacío irreparable, al desaparecer ella…  desapareció todo un genero. La luminosidad de aquel rostro… jamás ha habido en el cine una mujer con tanto voltaje”. 

“Cualquiera puede recordar un dialogo, el actor mas torpe lo hace ... Pero es necesario ser un verdadero artista para salir al plató sin saberse el dialogo… y sin embargo hacer una interpretación como ella hizo en “Con faldas y lo loco”

Al respecto, ella misma escribió:

“Puedo ayudarme y lo haré
y seguir trabajando las cosas analíticamente
por muy doloroso que resulte
si olvido las cosas (el inconsciente quiere olvidar)
yo trataré de recordar.
Disciplina
Concentración”

El fotógrafo Sam Shaw dijo de ella; “Todo el mundo conoce sus inseguridades, pero no todo el mundo sabe lo divertida que era, ni que nunca se quejaba de las cosas mundanas de la vida, ni que nunca le dijo una mala palabra a nadie y siempre tuvo un sentido del humor espontáneo y maravilloso”

-También hubo palabras mas duras…  como las del mismo Arthur Miller “Era como un payaso al que le gustaba leer sus versos, pero lo único que los demás querían de ella era verla desnuda. Mientras hubo luz… Marilyn transmitió de lleno esas vibraciones inmateriales que componen los sueños, porque ella era el sueño… Fue la nueva era, fugaz como el canto de una sirena, bajo la plateada noche de América”

También hubo “boutades” como la de Gina Lollobrigida; “Yo y Marilyn Monroe somos muy diferentes”  …. Y tanto.

Otras fueron pronunciadas desde una estatus muy superior, como  las de Laurence Olivier, o mejor dicho… sir Laurence Olivier. “Marilyn era una chica ruda y sin modales”.

Si bien posteriormente corrigió lo dicho cuando vio que en “El principe y la corista” ella estaba muy superior a él: “Quizá fui un cascarrabias con ella y conmigo mismo… porque sabía que mi carrera estaba estancada… yo lo hice lo mejor que pude y Marilyn estuvo sencillamente maravillosa; fue la mejor”.

Su inseguridad y sus desequilibrios mentales la convirtieron en una estrella con problemas personales pero también… problemática, habiendo pasado a la historia mas por su belleza y por una imagen de mujer caprichosa, que por sus interpretaciones. Una mujer que consagró su vida al prototipo de belleza que los demás querían ver, pero detrás de la que había algo mas. Una mujer que llegó a escribir de si misma;

“miedo a darme las réplicas nuevas
quizá no sea capaz de aprendérmelas
quizá cometa errores
entonces pensaran que no valgo
o se reirán
o me menospreciarán
o pensarán que no se actuar”

Después de leer este libro se necesita un periodo de asentamiento de lo leído para trasladarlo a la realidad. Sin darte cuenta…  te vas introduciendo en el interior de una persona que resulta ser muy distinta de la que creías conocer. Han pasado casi 50 años desde su muerte y este salto en el tiempo hace que el mito se trasforme en un ser totalmente cercano, sus palabras son una confesión que tú…   como lector… asumes que te han hecho a ti solo, que eres el guardián de unas confidencias que te han susurrado al oído con una cadencia angustiosa... Retroceder y volver a ver la figura del mito ya es muy difícil.

“Verdaderamente no soporto a los seres…
humanos a veces…
se que cada cual tiene sus problemas
como yo tengo los míos
pero verdaderamente
estoy demasiado cansada para eso.
Tratar de comprender
Hacer concesiones
Ver ciertas cosas
Que solo me fatigan”

Y te queda la figura de una Marilyn mas sola que nunca, como siempre da la sensación que había estado. Sola. Desde que nació, desde su infancia  y primera juventud, durante su carrera y en su muerte. Sola.

“¡¡¡ sola !!!! 
Estoy sola
Siempre estoy sola
Sea como sea

Pero también fue una mujer enamorada, con un enamoramiento borrascoso que podemos descubrir en estas   palabras atormentadas que dedica a su marido Arthur Miller, escritas durante la tensa estancia en Reino Unido para el rodaje de  “El Príncipe y la Corista”:

“mi amor duerme junto a mi
en la débil luz
veo su viril mentón aflojarse
y la boca de su adolescencia regresa
con una blandura mas blanda
su sensibilidad temblando
en la quietud
sus ojos tienen que haber excrutado el exterior maravillosamente
 desde la gruta de su adolescencia
cuando las cosas que no entendía
las olvidaba
pero tendrá este mismo aspecto cuando esté muerto
Oh hecho insoportable…  inevitable
Pero…. ¿preferiría que llegase antes la muerte de su amor…
que la suya propia?

Marilyn escribía esbozos de poemas y solo los enseñaba a sus amigos mas íntimos, como Norman Rosten, amigo de Arthur Miller, que dijo de ella: “Poseía el instinto y los reflejos del  poeta, pero le faltaba la maestría”

¿Quién podía prestar oído a una voz tan frágil, la cara opuesta de la rubia resplandeciente? Después de su lectura se tiene en la mente una mezcla de personalidades, la de Norma Jeane y la de Marilyn, en la que no sabes donde está la línea de separación. Este es uno de los poemas que mas populares se han hecho de ella y que refleja precisamente esa dualidad que atormentaba a Marilyn:

“vida
soy de tus dos direcciones
de algún modo permaneciendo colgada hacia abajo casi siempre
pero fuerte como una telaraña al viento
existo mas con la escarcha fría resplandeciente.
Pero mis rayos con abalorios son del color que he visto en un cuadro
Ah   vida…  te han engañado”

O ese otro en el que han intentado ver una inclinación hacia el suicidio, pero que no es sino todo lo contrario, la búsqueda de un puente que siempre la llevara hacia algo mas especial, y todo ello se ve en la continua forma de trazar planes de futuro, tanto en lo personal como en lo profesional:


“ay maldita sea
me gustaría estar muerta
absolutamente no existente
ausente de aquí
de todas partes
pero… ¿Cómo lo haría?
Siempre hay puentes…. el puente de Brooklyn
Pero…  . me encanta ese puente
Todo se ve hermoso desde su altura
Y el aire tan limpio
Al caminar parece tranquilo
A pesar de tantísimos coches que van como locos por la parte de abajo.
Así qu..e tendrá  que ser algún otro puente
Uno feo y sin vistas
Salvo que…
Me gustan especialmente… en especial… todos los puentes
Tienen algo
Y además nunca he visto un puente feo”

A la hora de explicar el trágico final de Marilyn nadie fue mas directo y certero que Arthur Miller,  que dijo:

-Para poder sobrevivir habría tenido que ser mas cínica o, por lo menos, estar mas cerca de la realidad.

La editora española, Elena Ramirez, manifiesta que lo mas interesante, lo que pone la piel de gallina, es ver las notas del cuaderno personal de Marilyn, sus tachones, las dudas con que iba escribiendo, los apuntes de su puño y letra.

Pensemos qué es lo que realmente conocemos de personajes míticos,  como es el caso de Marilyn Monroe, y si tenemos derecho a tratarlos como objeto de intercambio, como si fueran una mercancía. Ella misma opina y en sus propias palabras nos dice: “Hollywood es un lugar donde te pagan 1000 dolares por un beso y 50 centavos por tu alma, lo se… porque he rechazado la primera oferta muchas veces y siempre me he resistido a la segunda”

Para los que lleguen a leer  este libro, ella nos habla directamente a los lectores. Hay unas palabras grabadas por Marilyn   destinadas a su sicoanalista, y….  que en este caso somos  todos nosotros; “Usted es la única persona que conocerá mis pensamientos mas secretos. Confío plenamente en que nunca revelará a ningún alma viva lo que le voy a contar”

Para finalizar, quiero dejar una imagen optimista de la actriz, de la escritora, de la luchadora,  de la mujer que buscó durante toda su vida  ser ella misma,  porque Marilyn era una persona que se conocía muy bien…

“Se que nunca seré feliz
pero…  ¡puedo ser muy alegre!

Y efectivamente es esa alegría que irradia su imagen en la pantalla la que siempre nos ha cautivado.


Felipe Calera