domingo, 30 de septiembre de 2012

60 años de CINERAMA, desde Nueva York a Granada


30 de septiembre de 1952, en el Teatro Broadway de Nueva York tiene lugar la primera proyección pública del CINERAMA, un revolucionario sistema de rodaje y proyección que iba a cambiar los formatos cinematográficos e introducir la visión panorámica en el cine. 

El impacto que la televisión en Estados Unidos tuvo a finales de los años 40 y primeros 50 hizo que el cine sufriera una de sus primeras y grandes crisis. Las imágenes se podían ver en casa  y empezó a disminuir la frecuencia de asistencia a las salas de cine. La industria se dio cuenta que la lucha estaba en el tamaño de la pantalla, en el formato de exhibición, había que agrandar las pantallas de la forma que fuera. Ya se había experimentado con los grandes formatos, pero no habían llegado a tener éxito por su complejidad técnica y lo costoso de su instalación en las salas de cine.     En el mismo cine mudo se hicieron experimentos con la triple pantalla, como fue el caso de “Napoleón” de Abel Gance;  pero el verdadero nacimiento de los formatos panorámicos no tendría lugar hasta el 30 de septiembre de 1952, cuando se presentó el Cinerama en Nueva York, en el Broadway Theatre y el 3 de noviembre de 1952 en Hollywood, en el Warner Hollywood Theatre. Inventado por Fred Waller,  el documental promocional Esto es Cinerama y producido por Michael Todd, iba a cambiar la forma de ver el cine en el futuro, nacía la imagen panorámica y el sonido estereofónico.



Las tres cabinas de proyección del Teatro Broadway

El Cinerama consistía en la proyección de tres películas de 35 mm,   rodadas con tres cámaras sincronizadas, que después eran proyectadas también por tres proyectores sobre una gigantesca pantalla con una curvatura de 146 grados, produciendo sobre la audiencia un inmenso efecto envolvente, con una relación de aspecto aproximada de 2.59:1, para lo cual se necesitaba adaptar las salas de proyección  que  estaban equipadas con pantallas practicamente cuadradas. 

En estas fotografías se ve como la estructura de la pantalla sobresalía por los laterales del escenario del teatro Broadway, de Nueva York


Con el estreno en  Hollywood el 3 de noviembre de 1952 en el Warner Theatre, al que hacen referencia las dos fotos siguientes,  se da el espaldarazo definitivo para poco a poco ir abriéndose nuevas salas por todo el mundo.

Teatro Warner, de Hollywood

El Cinerama fue concebido como un espectáculo total y así se exhibía en los locales que se fueron adaptando al formato. Las sesiones se convertían en autenticas galas, en las que los espectadores se engalanaban a tal efecto, pero eran muy pocos los cines que podían proyectar en este formato y por ello la vida del CINERAMA fue breve y varios fueron los motivos, pero sin lugar a dudas los más determinantes fueron los siguientes:  el alto coste que implicaba, tanto durante los rodajes como durante las exhibiciones, en las que eran necesarios nada menos que cuatro proyeccionistas, tres ocupándose de cada uno de los proyectores y otro del sonido. Esto unido al coste de los equipos para su exhibición comercial, fue sin duda lo que impidió su masiva implantación. No obstante la adaptación de los locales de triple sistema de proyección a un solo proyector de 70 mm hizo que los locales de Cinerama se fueran adaptando y lograran subsistir. Se seguía buscando un formato que consiguiese igualar en impacto y calidad al Cinerama con unos costes mucho más reducidos. Y fue Michael Todd, antiguo socio de la compañía Cinerama, el que dio el siguiente paso. Todd y la compañía American Optical desarrollaron un sistema que sería llamado Todd-AO. Utilizando un negativo de 65 mm con cinco perforaciones por fotograma y treinta fotogramas por segundo, se conseguía una imagen de una impactante definición y claridad en una relación de aspecto de 2.21:1, sin necesidad de lentes anamórficas que implicasen compresión en el negativo,  todo ello era proyectado sobre una pantalla curva, como en el Cinerama, pero esta vez de 128 grados.   Y poco después surgieron otros formatos que, si bien nunca alcanzaron su espectacularidad y calidad visual, eran bastante más económicos y mucho más fáciles de implantar.   


La llegada del CINERAMA  a España se produjo a finales de 1958, seis años después de su nacimiento, y cuando ya estaba totalmente implatado el CINEMASCOPE en las pantallas de los cines de todo el mundy el TODD-AO estaba en sus tímidos comienzos, por lo que quedó relegado a Madrid, Barcelona y Valencia; y una carpa desmontable que recorrió España a finales de los años 60. 

Comencemos por Madrid y Barcelona, ya que el CINERAMA nació a la vez en ambas ciudades, para lo que hubo que adaptar el TEATRO ALBENIZ en Madrid y el TEATRO NUEVO en Barcelona. 

El estreno de Cinerama en Madrid se produjo el 4 de diciembre de 1958:



El estreno de CINERAMA en Barcelona se produjo en el Teatro Nuevo el 10 de diciembre de 1958:



Valencia tuvo  CINERAMA de tres proyectores instalado en el Cine Oeste en 1962 y otras localidades españolas recibieron la visita de la Carpa de Cinerama, con sistema de tres proyecciones, que recorrió España  entre los años 1967 y 1972. En 1967, la empresa CINESA de Alfredo Matas, le encarga al arquitecto Emilio Pérez Piñero (Valencia, 27 Agosto 1935)  la construcción de una carpa transportable para llevar de forma itinerante las películas de CINERAMA por varias ciudades de España, llegándose a anunciar como la pantalla más grande de Europa. Se utilizó el sistema de triple proyección. 


Primero se instaló en Barcelona (en El Prat) donde se montó la estructura y se le agregaron las tres máquinas de proyección, que confluían en la pantalla de  forma cóncava,Después hicieron una gira nacional que les llevó a San Sebastián (Plaza Madrid), Sevilla (Parque de San Sebastián), Alicante (barrio de Benalúa), Murcia (solar cercano al Paseo Alfonso X el Sabio), Granada (Camino de Ronda), Córdoba, Málaga, Cádiz, Valladolid (Paseo Zorrilla), Gijón, Oviedo, La Coruña.


Oviedo, Avda de Galicia, Llamaquique (por gentileza de Alfredo González Cienfuegos)

CINERAMA llegó a GRANADA el 26 de abril de 1969, instalándose la carpa en los terrenos de la que posteriormente fue la Urbanización Las Flores, en el Camino de Ronda. Fue un fenómeno cinematográfico para todos los aficionados granadinos que tuvieron la oportunidad de asistir, entre los que yo me conté. Las sesiones seguían conservando la gala y el glamour que se les quiso dar desde las primeras proyecciones en 1952 en Nueva York.

Ideal, 26 de abril de 1969
Ideal, 27 de abril de 1969

En sucesivas semanas se fueron estrenando otros programas Cinerama de triple proyección en la carpa itinerante, como lo podemos ver a través de las reseñas de Ideal con motivo de los distintos estrenos:

19 de mayo de 1969

23 de junio de 1969

12 de julio de 1969

Ha sido un breve repaso de la historia de CINERAMA desde su nacimiento hasta su llegada a Granada.Visto hoy día, con la implantación del cine de proyección digital, el 3D, HFR 48, el IMAX, el OMNIMAX, el sonido Dolby Digital, DTS, THX, de última generación, el Cinerama puede resultar excesivamente arcaico, pero en su momento supuso el paso de ver el cine desde una ventana a poder traspasar esa ventana e introducirse en la acción. 



Felipe Calera

7 comentarios:

antonio dijo...

Muy buen reportaje ,sobre los 60 años del CINERAMA.
Lo que ha pasado, desde esa fecha...3D, DIGITAL.
Enhorabuena por tu blog.

Anónimo dijo...

excelente. muchas gracias.

Anónimo dijo...

No es cierto que la Carpa de Cinerama hubiera finalizado en 1970. Recuerdo haber visto este espectáculo itinerante en 1972. ¡A ver si os documentáis mejor!.

Anónimo dijo...

Ruego que aporte estos datos diciéndonos en qué ciudad fue

Anónimo dijo...

Fue en Gijón. Por cierto, la hija, no sé si del encargado o del propietario, que tendría entonces diez u once años de edad estudiaba en el colegio Mayfer de esa ciudad. Existen postales en las que se ve en perspectiva aérea la ciudad de Gijón de esa época con el Cinerama junto al parque de Isabel la Católica.
Un saludo.

FELIPE CALERA dijo...

Gracias por la aportación. Estos articulos serían imposibles de hacer sin la aportación de los lectores.

Clara Ribes Vicente dijo...

Buenas tardes, hace tiempo que venía queriendo comentar este post, pero primero quería cerciorarme consultando mi única fuente documental. El caso es que estoy a punto de pblicar un libro de los cines de Castellón, y claro... tuve que remitir mi búsqueda también a los sindicatos franquistas, ya que en parte dependía de educación y descanso las proyecciones. Buscando en los archivos provinciales, municipales, etc... cada uno aportaba una cosa nueva, pero en la lista de los cines que operaban en 1965 en Castellón de la Plana, capital, un listado elaborado por el Sindicato Provincial del Espectáculo, figuraba "Cinerama Movil". No ponía absolutamente nada más, ni cuándo, ni durante cuánto tiempo. Sólo Cinerama Movil y 1965. Son los únicos datos que tengo pero, estoy absolutamente convencida que una de estas carpas pasó por Castellón. He leido que varias carpas teatrales y circenses se montaban en plazas que ahora sería impensable. Y tengo la esperanza que alguien vea una foto de la carpa de Barcelona y diga: uhhh esto lo he visto yo en Castellón ajjajajaj. Bueno... el caso es que en San Sebastián los periódicos indican que también se montó este Cinerama Movil, pero me parece un poco prontete para que llegase a Castellón, no? Bueno... es lo único que puedo aportaros :(