lunes, 29 de noviembre de 2010

LA TAQUILLA U.S.A.

"Tangled" (Enredados) domina los estrenos del día de Acción de Gracias"

La magia de Potter y los pelos de Rapunzel batallan por la máxima atención en las vacaciones de Acción de Gracias. Los primeros datos del miércoles sitúan a Las reliquias de la muerte aún en lo más alto con 14,5M$, aumentado un 40% respecto a los datos del martes. Por su cuenta, Tangled, la esperada nueva cinta animada marca Disney recolecta unos excelentes 11,6M$ en 3.600 cines superando muchas de las expectativas que habían sobre este film.

Harry Potter no soltará el primer puesto en los próximos días, y con lo generado el miércoles es más que probable que la cinta aspire a los 80M$ en el conjunto de los cinco días. Curiosamente, el anterior film de la saga presente en un fin de semana de Acción de Gracias, El cáliz de fuego generó en el miércoles 14,1M$, pero en aquel momento aumentaba un 57%, viniendo de un fin de semana más flojo. Esto puede querer decir que los datos de Potter se mueven un mismo universo de flujo de espectadores, muchos de los cuales deben haber esperado del masivo estreno a unos días más calmados y vacacionales. Con ello, ahoraLas reliquias se colocarán en los 225M$ como era de esperar.

Por su cuenta Tangled ha entrado con unos fuertes 11,6M$ por lo que su energía no se alejará mucho del mundo de Potter ya que es previsible que el film gane mucho a partir del viernes hasta el domingo, cuando concentre toda la atención de las familias justo en el fin de semana más consumista y de más presencia de gente en los grandes centros comerciales. Los 65M$ de momento son una clara opción, de los cuales entre 45 y 50M$ podrían venir del fin de semana. En los próximos días la cosa quedará más clara.

Los otros tres estrenos de la temporada han entrado de forma más regular, compartiendo la atención con los ya veteranos.

Burlesque aterriza en la tercera posición con 2,8M$ con algo más de 3.000 salas y aspirando a mantener el ritmo hasta los 17M$. La cinta es atractiva a un sector juvenil, lo que puede darle un mejor opción para hoy y el resto de las vacaciones (en cambio Harry Potter y Tangled hoy se verán afectadas ya que es posible que muchas familias se queden con las celebraciones). La crítica de la película es bastante regular pero Christina Aguilera se vuelto un motor de peso en la promoción del film, mucho más de lo que se podía esperar. Ahora hay que ver como se termina traduciendo esto en el box office.

No muy lejos se queda el otro estreno femenino del fin de semana, Love and other drugs genera 2,5M$ con 2.400 cines, dejando una mejor media por sala que Burlesque y esperando mantener el ritmo hacia los 16M$. La película se coloca dentro de lo esperado de ella, y ahora hay que ver si la química de la pareja y de la película puede darle mejores opciones en los siguientes días.

A quien le ha ido bastante regular de nuevo es a CBS y su apuesta de acción Faster. La ingresa en el sexto puesto con sólo 1,6M$ en 2.450 cines y no parece que su atractivo vaya a darle muchas alas para superar los 9,5-10M$ que es menos de lo que se esperaba en su conjunto. La cinta es de consumo masculino y si no la hecho en su inicio es posible que no lo pueda hacer el resto del fin de semana.

Pau Brunet

domingo, 28 de noviembre de 2010

GRANDES DIRECTORES

STANLEY KUBRICK


FILMOGRAFÍA

Cortometrajes:

1951: Day of the Fight - Director, director de fotografía, montaje, sonido.
1951: Flying Padre - Director, director de fotografía, montaje, sonido.
1952: The Seafarers - Director, director de fotografía.

Largometrajes:

1953: Fear and Desire - Director, productor, coguionista, director de fotografía, montaje.
1955: El Beso del Asesino (Killer Kiss) - Director, productor, argumento, coguionista, director de fotografía, montaje.
1956: Atraco Perfecto (The Killing) - Director, coguionista.
1957: Senderos de Gloria (Paths of Glory) - Director, coguionista
1960: Espartaco - Director.
1962: Lolita - Director.
1963: ¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú (Dr. Strangelove or: How I Learned to Stop Worring and Love the Bomb) - Director, productor, coguionista.
1968: 2001: Una Odisea del Espacio (2001: A Space Odyssey) - Director, productor, efectos especiales, coguionista.
1971: La naranja mecánica (A Clockwork Orange) - Director, productor, coguionista.
1975: Barry Lyndon - Director, productor, coguionista.
1980: El resplandor (The Shining) - Director, productor, coguionista.
1987: La chaqueta metálica (Full Metal Jacket) - Director, productor, coguionista.
1999: Eyes Wide Shut - Director, productor, coguionista.

Nació en El Bronx, en la ciudad de Nueva York, el 26 de julio de 1928. Su familia tenía antecedentes rumanos y húngaros. Desde temprana edad desarrollo una gran pasión por el jazz, el ajedrez y la fotografía. Su sueño era ser batería en un grupo de jazz y llegó a jugar al ajedrez por dinero en los clubs de Marshal y Manhattan y en el parque de Washington Square en Greenwich Village. Pese a su patente inteligencia, sus notas eran bastante malas.

Estudió en la escuela secundaria William Taft. Su padre le regaló una cámara fotográfica y comenzó a maravillarse al descubrir los secretos del encuadre. Participó en el periódico escolar, el Taft Review y consiguió vender algunas de sus fotografías a la revista Look. Sus bajas notas y la preferencia de los veteranos de la Segunda Guerra Mundial no le permitieron entrar en la universidad tras graduarse en la escuela secundaria en 1946 con un 67 de nota.

A 17 años de edad entró a trabajar para la revista Look como fotógrafo. Llegó a conseguir gran prestigio y ser de los mejor pagados. Una de sus fotos, un vendedor de periódicos entristecido por la muerte del presidente Rooselvet y rodeado de los diarios que anunciaban el suceso fue portada y le dio fama mundial en abril de 1945. Trabajó allí durante varios años y viajó por toda América. Aquellos viajes potenciaron su afán de conocimiento y acabó asistiendo de oyente a la Universidad de Columbia, supervisando las clases que daban Lionel Trilling, Mark Van Doren, y Moses Hadas. No se perdía ninguna película de las proyectadas en el Museo de Arte Moderno (MOMA). De allí obtuvo gran parte de las referencias que usó para sus películas, basándose sobre todo en las malas, de las que decía que él podía hacerlo mejor. Uno de los directores que más le impresionó por sus movimientos de cámara y laberínticos decorados fue Max Ophüls, alemán exiliado en Francia.

Una conversación con un antiguo compañero de estudios que trabajaba para el noticiario The Mach of Time le enfiló hacia el cine. Este le comentó que un corto salía por unos 40.000 dólares. Kubrick estimó que podía hacerlo por 1.500 si se encargaba de todos los procesos técnicos y se lanzó a ello. En 1951 rueda su primer cortometraje, Days of the Fight, que narra la vida de un boxeador en un día. El costó final fue de 3.900, pero consiguió vendérselo a la RKO por 4.000. Así logró que se exhibiera públicamente, lo que le llenó de satisfacción. Seguidamente rueda Flying Padre. Con el dinero que tiene ahorrado, más un préstamo de diez mil dólares rueda un film independiente, Fear and Desire (1953), en el que sigue firmando todos los apartados técnicos: director de fotografía, montaje, guión, producción y realización. Del mismo modo realiza El beso del asesino (1955), una película de tema policiaco. Posteriormente llegó a renegar de esta etapa, siendo muy difícil poder verse hoy en día estos filmes.

Su siguiente trabajo fue una incursión en el cine negro, adaptando una novela de Lionel White, Clean Break, producido por la United Artist: Atraco perfecto (1956) que consiguió atraer las miradas de Hollywood por su peculiar manera de tratar un género tan trabajado. La historia recurría a varios flash back para contar el atraco a un hipódromo.

En 1957 dirigió a Kirk Douglas en Senderos de gloria, un duro alegato pacifista. El actor quiso cobrar un alto sueldo, un tercio del presupuesto, lo que obligó a que la película fuera rodada en Alemania para abaratar costos. Esta película enseñó a Kubrick las ventajas de rodar lejos de Hollywood. En la parte negativa surgieron problemas con la censura en países como España, Francia o Bélgica.

Uno de sus grandes errores, del que se lamentaría en el futuro fue volver a dirigir a Douglas en Espartaco (1960). El actor era a la vez productor y le pidió a Kubrick que rodara la película como favor personal tras despedir a Anthony Mann, que había iniciado el proyecto. Kubrick no estaba de acuerdo con el enfoque que Dalton Trumbo le había dado al guión, consideraba el argumento pobre y no le gustaba el aspecto de superproducción del sistema de estudios que tenía la película. Además acabó teniendo problemas con la censura: Trumbo estaba en las listas negras de la censura americana y Douglas lo camufló con un pseudónimo y escenas como la protagonizada por Tony Curtis y Laurence Oliver debieron ser eliminadas del montaje final.

Pese a todo la película tuvo gran éxito, sin embargo Kubrick, desencantado con Hollywood, decidió irse a Gran Bretaña, donde se establecería definitivamente y haría todas sus restantes películas, aunque con capital americano. Entre las razones de irse están su patológico miedo a volar o el odio a las grandes aglomeraciones de gente de Los Ángeles. Sin embargo siguió siendo un gran consumidor de cultura americana. Incluso en sus últimos años algunas de sus series favoritas seguían siendo americanas: Seinfield, Roseanne, Los Simpson. Para su siguiente película eligió a una joven que había visto en la televisión americana, Sue Lyon, en El Show de Loretta Young.

La primera película británica de Stanley Kubrick fue muy especial: Lolita (1962). Era una adaptación de la famosa novela de Vladimir Nabokov, de alto contenido erótico. Consiguió rodarla en Gran Bretaña gracias a que la Metro-Goldwyn-Mayer tenía unos fondos inmovilizados en este país y además así consiguieron disminuir la presión de los sectores más conservadores de los Estados Unidos. Fue cuidadosamente montada para pasar la censura, pero aún así tuvo problemas con la Legión Católica de Decencia entre otros.

Teléfono Rojo: ¿Volamos hacia Moscú?(1964) fue un gran riesgo para Kubrick, puesto que el tema nuclear nunca había sido tratado antes en clave de humor. Se rodó en los estudios Shepperton, en Inglaterra debido a problemas legales de Peter Sellers a causa de su divorcio y cimentó el futuro establecimiento del director en este país.

Por aquella época Kubrick empezó ya a ser catalogado de genio y obtuvo excelentes críticas por parte de crítica y público, gracias a lo que consiguió mucha más libertad financiera y artística para embarcarse en cualquier proyecto deseado. Así entró en contacto con el escritor de ciencia-ficción Arthur C. Clarke, al que le propuso adaptar una historia corta suya titulada El Centinela. Trabajando conjuntamente escribieron a la vez el guión para la película y la novela. Así nació 2001: una odisea del espacio (1968) que se convirtió en objeto de culto y punto de inflexión para el género de la ciencia-ficción. El escritor, retirado a Sri Lanka acabó cansado del talento extravagante del director y no estuvo de acuerdo con el resultado final. Se documentó para recrear un futuro verosímil contactando con la NASA y con los fabricantes informáticos y tecnológicos más importante. Entre ellos IBM, que le asesoró para la creación de un ordenador que controlara toda una nave, el ya mítico HAL9000. El fabricante informático acabó por desvincularse del proyecto porque un ordenador que fuera el malo de la película le podía suponer publicidad negativa, por ello Kubrick bautizó a su máquina avanzando en el abecedario una letra e IBM se convirtió en HAL.

Su siguiente película fue muy controvertida, debido a su violencia y contenido sexual. Una vez más era la adaptación de una novela: La naranja mecánica(1971). Usó las últimas tendencias en música, con los novedosos sintetizadores, y en arte y arquitectura, con obras de arte moderno y pop art.

En 1975, Barry Lyndon(1975), protagonizada por Ryan O'Neal y Marisa Berenson fue su incursión en el cine de época. Se inspiró en cuadros del siglo XVIII para su ambientación y dispuso de la última tecnología existente en el ámbito de la fotografía para conseguir dar a la película el realismo deseado.

Sus obras se iban espaciando cada vez más y hasta cinco años después no estrenó su siguiente película, El resplandor (1980) una historia de terror, protagonizada convincentemente por Jack Nicholson. De esta película Kubrick permitió realizar un documental, dirigido por su propia hija. Es algo curioso ya que había llegado a despedir a gente por sacar fotos en el set de rodaje. Trabajó con un operador de cámara llamado Garrett Brown y su invento, la Steadycam, una cámara superestable que estaba aún sin patentar.

Siete años se hubo de esperar para ver su siguiente obra, La chaqueta metálica(1987), en la que se critica la anulación de la personalidad de los soldados en el ejército y lo absurdo de la guerra. Fue rodada en Inglaterra y se llevaron multitud de elementos de todas partes del mundo, incluyendo palmeras españolas.

Eyes Wide Shut(1999), fue su obra póstuma, un estudio sobre la pareja y el sexo, protagonizada por Nicole Kidman y Tom Cruise, unidos sentimentalmente por entonces y buenos amigos del director, que los explotó hasta extremos inverosímiles, como hacerles rodar decenas de veces una misma escena o llamarles meses después de acabar el rodaje para repetir tomas.

Kubrick estuvo casado tres veces: la primera con Tobe Metz a los dieciocho años, con la bailarina Ruth Sobotka y, por último, con Christiane Herlan. El director poseía el título de piloto aficionado pero, paradójicamente, tenía un miedo patológico a volar y a la velocidad.

Murió el 7 de marzo de 1999 en Hertforshire, Inglaterra, con su última película terminada de rodar y prácticamente también de montar.


jueves, 25 de noviembre de 2010

Boxoffice.esHarry Potter arrasa y la cartelera lo agradece

La taquilla española por fin da un salto cualitativo en las cifras para colocarse en unos buenos 10,7M€ durante el penúltimo fin de semana de noviembre. La cifra alegra y supone un aumento del 65% respecto a lo visto hace una semana en cuanto a recaudación y un 68% en la presencia de espectadores. La mala noticia es que hace un año llegó un terremoto de la dimensión de Luna nueva y la presencia de cine como 2012 oCelda 211 le daba a la taquilla española una recaudación de más de 15,9M€, por lo que este fin de semana supone una caída del 32% respecto a hace un año.

Los datos del fin de semana del 19 al 22 de noviembre son:

#TítuloRecaudaciónVar. %SalasPromedioAcumuladoPresupuestoSemanas

1Harry Potter y las reliquias de la muerte (Warner)5,8M€nueva6898.430€5,8M€180M€1
2Imparable (Fox)0,78M€-31%3362.345€2,17M€73M€2
3Los ojos de Julia (Universal)0,63M€-24%3291.9205,49M€5,1M€4
4La bella y la bestia (Disney)0,57M€nueva2752.090€0,57M€1
5Salidos de cuenta (Warner)0,42M€-28%3021.392€2,34M€48M€3
6Caza a la espía (DeA)0,36M€-17%2001.800€1,87M€15,7M€3
7Gru: Mi villano favorito (Universal)0,3M€-34%372820€10M€51M€7
8The Town (Warner)0,28M€-19%2271.250€3,14M€4
9Los otros dos (Sony)0,28M€-40%2511.250€0,84M€59M€2
10Bon Appétit (Vértice)0,17M€-9%961.790€0,43M€2

Lo de esta semana ha tenido un protagonista con nombre y apellido: Harry Potter. La cinta de Warner ha sido capaz de generar el segundo mejor estreno del año, después de Alicia en el país de las maravillas y por consecuencia el mejor estreno en 2D del año (ya se sabe que la idea es siempre tener un récord al que agarrarse). La película logra 5,8M€ superando los 5,3M€ de Eclipse y es que Potter era un estreno masivo con un enorme arsenal promocional y un enorme fanbase que tenía todas las ganas de seducirse por este séptimo y penúltimo capítulo.

Ahora el fuerte inicio de la cinta de Warner se coloca a la cabeza de las próximas semanas. La que viene lo tiene fácil para conservar el poderío de gran evento, aunque perderá el efecto fan y esto siempre suele traducirse en una caída de recaudaciones. Luego de esto llega el largo puente, donde se enfrentará al tercer film de Narnia. Con todo, Las reliquias de la muerte ha generado buenos comentarios y un importante interés al tratarse de un prefinal de la saga y con ello es posible que este aspirando a mejorar los datos del anterior film, optando a unos 16,5-17M€.

Pero no todo en este fin de semana ha sido sólo magia. La presencia del épico lanzamiento de Warner ha supuesto algo de lo que el cine venía careciendo desde mucho: valor añadido. Suena mal pero el cine como ocio masivo ha estado en un plano muy ensombrecido y pobre en estos dos meses de octubre y noviembre. Pese a la presencia de algunos estrenos, la emoción siempre ha sido justa dejando entender que muchos espectadores no encontraban el interés por acudir a las salas. La falta de oferta es una causa, pero es más correcto indicar la falta de peso a la oferta presente, ya que muchos de los títulos medio ignorados esta temporada están producciones de peso como La Red Social, The Town o Caza a la espía entre otros. Esta semana la gran mayoría del producto veterano ha experimentado excelentes descensos y algunos estrenos han funcionado mejor de lo esperado.

El segundo puesto ha sido para Imparable, la cinta de acción de Fox que después de su discreto estreno cae un 31% hasta sumar unos decentes 787.000€ y ya llegar a un total de 2,17M€. La cifra sigue sin ser excesivamente optimista ni positiva si se compara con otros estrenos similares pero tampoco es un desastre. La película de Scott pasará sin pena ni gloria, y quizás en posteriores explotaciones tendrá más opciones. Ni el público ni la crítica le han dado un gran empujón.

El cuarto puesto ha sido para Los ojos de Julia, que prosigue su excelente camino después de cuatro semanas e impasible a los estrenos que llegan. Cae un 24% hasta los 630.000€ con 329 cines y con casi 2.000€ de media por sala. Acumula 5,49M€ y su energía de cara a las próximas dos semanas es de sobras suficiente para aspirar a superar los 7M€ y ser el film español más taquillero del año.

Volviendo a los estrenos toca hablar de La bella y la bestia, que ha logrado cerca de 575.000€ en 275 cines, dejando una media por sala de 2.100€. Sin duda Disney ha logrado generar un interés, limitado pero suficiente como para colocarse en el cuarto puesto. La película tenía las fuertes armas de la marca de la casa y del nombre de la película, una apuesta casi segura para un amplio sector familiar. La duda estaba en su la magia de Potter le iba a dejar espacio (y más con tantas copias) pero así ha sido y seguramente con la ventaja de poder seducir a ese rango de espectadores de menos de 10 años que tanto “obedecen” a lo que dice Mickey Mouse.

Los siguientes puestos del top10 ha sido para más veteranos, todos ellos con excelentes mantenimientos.Salidos de cuentas cae un 29% hasta los 420.000€ para ya acumular 2,34M€ y mantener un tirón hacia los 2,8-3 millones. La cifra sería un excelente resultado para un film de estas dimensiones pero con el que Warner esforzó una vistosa campaña. Caza a la espía cae un 19% mejorando su comportamiento regular de la pasada semana y haciendo bueno el boca-oreja que podría estar generando. La cinta suma 360.000€ y ya tiene un acumulado de 1,87M€. Si aprovecha los dos siguientes fines de semana podría superar los 2,3M€ y aspirar a los 2,5 millones al final de su carrera.

La cinta animada Gru. Mi villano favorito ha sido la segunda película más perjudicada del top10, evidentemente muy afectada por la presencia doble de Harry Potter y La bella y la bestia, perdiendo copias en 3D a causa de la segunda. Con todo su descenso del 35% la coloca a un paso de los 10M€.

The town también presenta otro buen descenso después de caer de forma más aguda de lo esperado desde su estreno. Esta semana lo hace un 19% para sumar 285.000€ a un total de ya 3,16M€. La cinta queda así como un decente éxito para Warner, que ha logrado mejores datos en otros mercados.

Mal le ha ido a Los otros dos, que ya la pasada semana no emocionó en su estreno y esta cae un 40% hasta lo 280.000€. Con todo Sony podría exprimir el film para los 1,1M€.

Cerrando el top10 encontramos a Bon Appétit, que sigue con su excelente camino en la taquilla española. En su segunda semana cae un 10% hasta los 176.000€ y eso que pierde cuatro salas respecto a la pasada semana. Su media se mantiene casi intacta y ya con un acumulado de 430.000€. La cinta gusta y tiene buen boca-oreja, el recuerdo de otros films similiares y un acertado look visual en la promoción le han dado la opción de colocarse en la mente de la audiencia entre joven-cinéfila y los adultos, más habituales a este tipo de producto. Parece buscar esa seducción que transpiraban películas recientes como Two Lovers. Con las próximas dos semanas buenas que tiene por delante, Bon Appétit no debería quedarse por debajo de los 850.000€ como dato final.

La otra sorpresa de la semana es la producción española The Way, estrenada por Filmax esta semana con 59 salas y con la que ha logrado un buen dato de 137.000€ y la tercera mejor media por sala de la semana, 2.328€. Sin duda la sorpresa está en que el film no se planteaba como un estreno con tantas copias, de hecho se esperaba en 20 salas, pero por alguna extraña razón algo sucedió que levantó un vuelo que la ha colocado en este buen estreno. Lo cierto es que a nivel de notoriedad el film contaba con bastante presencia a lo largo de pasadas semanas y puede que su look de producción dramática americana le haya abierto algunas puertas entre un sector de audiencia adulto y prodramas.

El cine español ha supuesto ésta semana un 11% del total de la pantalla un buen dato si tenemos en cuenta que Potter se ha llevado el 58% del pastel. Desde el 29 de octubre, el cine español ha logrado una cuota de mercado entorno al 17%, el mejor dato del año.

Otros títulos a tener en cuenta esta semana han sido las españolas 18 comidas y Flamenco, flamenco, la primera con cifras decentes y la segunda con mejores cifras de lo que se podía esperar de un producto tan particular. Sin duda el nombre de Carlos Saura sigue teniendo un tirón en una cierta audiencia.

Otro producto indie que ha seguido su buen camino son Tamara Drewe, de Stephen Fears, que sólo cae un 21% y Copia certificada, que después de un mes sigue su excelente camino en la cartelera, desciende un escaso 16%. Las dos tienen la ventaja de ser las cintas de autor del momento, con una suerte de popularidad y marca que otras no tienen.

Pau Brunet